2013-05-12 Pinarillo y Fuente de Los Paradores

Recorrido:doble (ida y vuelta)[sgpx gpx=”/wp-content/blogs.dir/9/files/gpx/B) PINARILLO Y FUENTE DE LOS PARADORES.gpx”]

Repitiendo lo dicho en inicio ¡la primavera ha estallado! ¡y de qué manera este año! la vegetación presenta un aspecto impresionante por su esplendidez, floración profusa y colorido limpio y variado, y lo notamos hoy que hace un día maravilloso para caminar. A primera hora tenemos sol radiante y día claro mientras que en las llanuras hay bancos de nubes muy bajas

Comenzando en la llamada “curva del abanico”, en la carretera de Caniles a Escúllar, el inicio es engañoso por la facilidad con la que se camina debido a que  los primeros kilómetros son en descenso hasta el vado del Arroyo Bodurria. Hasta este punto las vistas que predominan son del valle del Bodurria, perdiéndose hacia las llanuras, con las cimas del calar de Rapa dominando. Cortijos aún en uso y ruinas de otros se divisan a los largo del trayecto del río y comentamos sus nombres (no todos los conocemos) y las vicisitudes de sus habitantes, en otros tiempos con condiciones de vida muy duras o actualmente como lugares de reposo de cazadores.

La vegetación de ribera en el vado nos refresca y ayuda a proseguir, en seguida pasamos también la Casa forestal de Arredondo y las Noguericas, con el camino ya en franca ascensión que no cesará hasta el punto de retorno. En el área recreativa del Pinarillo volvemos a tener sombra en abundancia durante unos metros y el paso por el barranco de su nombre (también conocido como de las Víboras) aporta la humedad y el ruido de su abundante caudal.

Pasamos el desvío que baja a los cortijos de La Loma y Pinar Hoya; ahora vemos el valle del Bodurria desde otra perspectiva dando vistas a la zona del barranco de La Fábrica, casi enfrente a la zona de Floranes que está al otro lado, con los cerros Panizo y Alonso dominando (algo más bajos que el punto de nuestra partida).

Tras dejar al desvío que va a La Tejera y Pocopán se llega a la Cuerda de los Carreteros, donde las vistas dan hacia el Peñón de la Media Luna y la zona de los cortijos del Rincón y Valdo, al otro lado del Arroyo de La Tejera.

Mapa del recorrido

Mapa del recorrido

Pronto, el camino toma un rumbo más hacia el oeste y enfrenta la parte alta de este arroyo de La Tejera, al fondo se aprecia el collado de Los Tejos, enmarcado entre los calares de San Sebastián, Tejoletos y Casa Heredia y con el Cerro del Aguilón en el centro. La casa forestal del Pollo de La Tejera apenas se adivina entre el pinar.

Decidimos volver, tras reponer fuerzas, desde el barranco de los Paradores en donde se encuentra una fuente (sin agua) y un abrevadero o dornajo; nos queda desandar el camino.

Las sombras del Pinarillo y el agua de su barranco nos reconfortan camino del  último tramo del recorrido que, desde el vado del arroyo Bodurria, es ascendente hasta el final. El esfuerzo se va notando y aún quedan unos dos kilómetros de los más de veinticinco que serán el total de la jornada y, cuando divisamos ya el final, no nos importa que llegue el descanso que creemos bien ganado tras unas cuatro horas de esfuerzo.

galería de fotos:[nggallery id=21]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *