2013-06-30 Collado Clarín-El Cascajar y Collado del Resinero

 Recorrido GPS: [sgpx gpx=”/wp-content/blogs.dir/9/files/gpx/cascajar.gpx”]

Empezamos a caminar en el Collado Clarín, en el Cerro de Los Pelendénguez, justo encima de la Canaleja Alta, y nos dirigimos hacia los Prados del Rey, tan conocidos y a la vez tan admirables, con la corona de las cimas de los calares, los prados verdes con abundantes piornos en flor y sabinas y, sobre todo, con sus pinos autóctonos.

Continuamos sin desviarnos, pasando por el Puerto Palomas, al término de Gor, para encontrarnos de frente con la vista de los calares de San Sebastián y Rapa, que cierran hacia el sur la cabecera del Río Gor, y que seguiremos viendo durante un buen trayecto del camino. El Puerto de Los Tejos cierra hacia el este el valle, separando los calares mencionados de la loma de Casa Heredia, y en su otra vertiente intuímos las cuencas de La Tejera,Bodurria y Móras, incluso las cimas de Beneroso muy al fondo. Dejamos atrás las minas abandonadas de La Cruz, con algunas edificaciones de servicio no muy antiguas pues estuvieron funcionando hasta los años 80.

El camino no cesa de descender hasta llegar a la Casa forestal del Cascajar, tras atravesar la zona conocida como Los Pulidos, se descienden 222 metros desde Puerto Palomas (2.037 m). Desde la casa y en todo el trayecto se disfruta de vistas de la cuenca alta del Río Gor que se pierden hacia el sur con las sombras de la Sierra Nevada almeriense que corresponde a Abla y Fiñana.

Tras una breve parada para disfrutar de las vistas y hacer unas fotos, seguimos camino iniciando la subida al Collado del Resinero. Ascendiendo por el margen del Barranco del Cascajar la mirada hacia arriba se topa con la cima puntiaguda del Picón de Gor (2.155 m) y del Poyo de Los Jiménez que es el collado que lo separa del Cerro de Las Grajas. Es impresionante el aspecto de las laderas tapizadas de sabinas de gran extensión y frondosidad.0 mapa clarín-resinero (Medium)

Llegamos al Collado del Resinero dejando a nuestras espaldas el término de Gor y el valle de su río y volvemos al término de Baza, dando vista hacia el norte. En el collado hay un helipuerto forestal con aspecto de poco uso (buena señal) y la cima del Picón queda tan cerca que nos apena no poderla alcanzar en esta ocasión por falta de tiempo ¡otra vez será! Seguimos tras reponer fuerzas con unos bocados bien ganados y apetecidos y unos sorbos de agua.

Ahora tenemos un magnífico mirador de la parte baja del Barranco de La Fonfría, de su unión con el Arroyo de Baúl y con los llanos en donde se encuentra esta población. La densa vegetación de La Fonfría esconde a nuestra vista el Pino de La Señora ¿o quizá no? ¿será ese tan alto o aquel…? Pasamos cerca de la Cueva del Zanahorial, a veces usada como redil. También tenemos vistas privilegiadas al Collado de La Boleta con sus prados altos manchados de sabinas de un verde esplendoroso y sus múltiples cuevas. Y llegamos de nuevo a los Prados del Rey, esta vez nos detenemos bajo sus pinos de la parte alta (2.077 metros). Nos cruzamos con tres caminantes que suben desde Narváez y que dicen venir de Alicante y tras intercambiar saludos y referencias continuamos unos y otros con lo nuestro ¡deseamos que disfrutéis!

Por último, descendemos hasta el punto de partida, que es el más bajo del recorrido a 1.755 metros, y damos por concluida otra jornada más de camino por la Sierra de Baza, que es también de Gor.
Han sido 20,5 km en unas 4 horas con 544 metros de desnivel total ascendido

Galería de fotos:[nggallery id=16]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *